Se acerca Halloween, la fiesta más dulce y terrorífica del año. La repostería creativa puede ayudarnos a crear imaginativas tartas, galletas, cupcakes o cake pops. Tan sólo son necesarias un poco de imaginación y las herramientas adecuadas. Os dejamos una lista de consejos para sorprender a todos durante la noche del 31 de octubre.

1. Decora con fondant

Como sabréis, el fondant es un gran aliado para llevar a cabo nuestras ideas para decorar en Halloween, y nos permite crear de forma sencilla esos simpáticos fantasmas, para los que podemos utilizar una base de cake pop o trufas.

2. Utiliza moldes de formas aterradoras

Existen infinitas opciones de moldes para Halloween y en Fantasía Godie puedes comprobarlo. Incluso los moldes que pueden parecer más clásicos pueden transformarse bajo el influjo de los fantasmas, ¿por qué no probar con un gato verde o utilizar moldes de muñecos de jengibre y pintar sobre ellos esqueletos de azúcar? ¡Todo vale!

Skelleton-Cakes-Biscuit-Skulls-Halloween-Snacks

3. La calabaza es la reina

Utilízala como quieras, ya que no sólo tiene un sabor dulce perfecto para cualquier receta de bizococho o tarta, además puede servir como elemento decorativo, como una típica cabeza fantasmagórica donde colocar cake pops, o como recipiente para una fondue de chocolate.

4. Elabora otros elementos decorativos comestibles

Unas arañas son sencillas de hacer con pasta de azúcar o masa de galletas, y colocadas en el lugar apropiado darán un buen susto a tus invitados. Las obleas también son muy versátiles para cualquier decoración y los más pequeños disfrutarán descubriendo nuevas golosinas a cada paso.

5. Experimenta con las formas

Dedos, cerebros, ojos, calderos… nada es imposible con las herramientas adecuadas. La variedad de la decoración en Halloween es casi infinita, y los detalles marcan las diferencias. Puedes hacerlo con cualquier tipo de masa. ¿Qué os parecen estos dedos con almedras por uñas?